Llevar audífono por 1ª vez es un proceso evolutivo.

Vamos a ayudarle a acostumbrarse.

El paciente cuanto más tiempo use diariamente sus audífonos, más satisfacción lograra, pero para acostumbrarse a estos nuevos aparatos hay que tener paciencia. El proceso de rehabilitación auditiva es un proceso complejo y obtener el mayor beneficio de los audífonos puede llevar cerca de un año. Como somos conscientes de ello, su audioprotesista les acompañará en todo el proceso ayudándolos en cada momento para que todo el proceso sea satisfactorio.

Las personas que nunca han usado audífonos con anterioridad tienen grandes expectativas de estos nuevos aparatos, para ellos es toda una experiencia nueva y normalmente perciben la diferencia en la mejoría de su audición nada más probándose los audífonos en el gabinete.

Sin embargo, hay grandes probabilidades de decepción durante el primer año de utilizarlos activamente si por parte del audioprotesista no se le realiza un correcto seguimiento del mismo.

Es necesario realizar ajustes de los audífonos con regularidad, y al principio muchos sonidos pueden sonar de forma distinta. No obstante, una vez que la persona se acostumbra a vivir con los audífonos, aprecia satisfactoriamente los resultados. El número de horas que se usan diariamente los nuevos audífonos es de gran importancia, cuantas más horas se usen, más satisfecho está el paciente con  los resultados.

Otro factor a tener en cuenta es el molde del audífono. Es muy común que al principio puede sentirse extraño al tener colocado el molde auricular en el oído. Tardará algún tiempo hasta habituarse a esta nueva sensación. El molde es una pequeña replica anatómica del conducto auditivo externo del oído que normalmente va perfectamente acoplado al oído del paciente.  Aun así es muy común que aparezcan problemas con su uso, como bloqueo desagradable del sonido (también conocido como «efecto de oclusión»), retroalimentación acústica, acumulación de cerumen y posibles reacciones alérgicas. En este último caso deben buscarse otros materiales hipoalergénicos.

La importancia de las revisiones periódicas es básica para ayudarle a solventar todos estos problemas y guiarle a que todo el proceso de rehabilitación se cumpla con éxito. Por eso 100% recomendable dejarse aconsejar por su especialista en audición y acudir a las revisiones periódicas a las que se les cita.

Hoy, vamos a ayúdarte para que escuches mejor, mañana trabajaremos nosotros para mejorar su atención día a día.